11ª Edición  |  Curso 2014-2015
    Colegios participantes
    Trabajos de los alumnos
    Miembros del jurado
    Palmarés
Los pañuelos
Irene Villarreal, 16 años
Colegio Senara (Madrid)

Desde el momento de su nacimiento, siempre había sentido el pañuelo sobre sus ojos. Este cambiaba de color y de tela según su poseedor, pero todo el mundo –también ella- llevaba un manto lo suficientemente oscuro como para impedir que vieran el mundo que les rodeaba.

Pero ella sentía algo diferente que, por experiencia, sabía que era único: si se concentraba podía ver, a través de la diminuta trama del pañuelo, sombras y tenues rayos de luz que amenazaban con deslumbrarla si abría completamente los ojos. Además, percibía sonidos extraños: el murmullo del agua como la maravillosa música de un violín y los cantos de los pájaros, siempre alegres independientemente de si era noche o día.

Solía preguntar a los demás si ellos también podían escucharlos, pero le miraban extrañados, pensando qué tendría de maravilloso el ruido del tráfico o el retumbar de los truenos. Le costaba comprender por qué sólo ella podía percibirlos, cómo podía ser tan oscuro el pañuelo que tapaba sus ojos.

Al fin se decidió a deshacerse de tan temida prenda y, sobrecogida, observó el mundo tal y como es... No podía haberse imaginado nada más bello.

Puede que hubiera demasiados coches, pero fácilmente podía intercambiar su rugido por la cadencia de la música que escuchaban sus ocupantes o por los silbidos de los conductores que se alegraban de ir a trabajar.

Puede que a veces lloviera y el cielo se apagara, pero aun así era precioso observar cómo el agua del cielo hacía que bosques y jardines revivieran, o cómo alguien, tímidamente, se atrevía a cantar bajo la tormenta para declarar su amor a una muchacha.

Desde entonces comenzó a arrancar los pañuelos que cegaban a la gente, para que, como ella, descubrieran la belleza del mundo.

 
 
  Aviso legal >>
web: acattmedia.com