VIII Edición

Curso 2011 - 2012

Alejandro Quintana

La tecnología

Inés Romero-Valdespino, 16 años

                  Escuela Zalima (Córdoba)  

Adoro la tecnología, los móviles que son ya pequeños ordenadores. Adoro Internet, que cada día me ofrece más posibilidades. Me encantan las nuevas tablets, los computadores del tamaño de una pantalla y las nuevas consolas, que permiten jugar en tres dimensiones.

Sé que la tecnología no se limita a ese tipo de aparatos. También hay grúas, tractores y trenes. Sin embargo, tengo la impresión de que grúas y herramientas para arar siempre las hemos tenido, mientras que el desarrollo de la tecnología recreativa ha venido a desperar un mundo nuevo de necesidades.

En apenas unos años, los juguetes electrónicos se han hecho imprescindibles para todos. Las chicas no podemos vivir sin una Black-Berry. Los empresarios, sin un Smartphone o el iPhone de turno. Los jóvenes, sin la Xbox. Y los niños pequeños, sin la Nintendo 3DS. Los libros de Historia deberían anunciar que la Edad Contemporánea ha muerto. ¡Dios salve a la Edad Tecnológica!

La tecnología tiene muchísimas ventajas. Gracias a ella, nos enteramos en directo de lo que sucede en cualquier parte del mundo, charlar con una amiga que vive en Nueva Zelanda o comprarle una televisión de segunda mano a un chico de Groenlandia. La tecnología ha agilizado en comercio internacional y ha cambiado el concepto de relaciones sociales.

No oculto que también han aparecido nuevos problemas, como la basura tecnológica. Sin embargo, con el tiempo se encontrará una solución y se podrá disfrutar, finalmente, de todas las ventajas de este mundo al alcance de un “clik”.